Luego de más de 100 años se realiza el 2º Congreso de Librepensadores de las Américas

Desde este viernes y hasta el domingo se desarrollará en Mar del Plata el 2º Congreso de Librepensadores de las Américas, que se realizó por última vez en la Argentina a principios del siglo pasado. Se trata de un encuentro internacional que contará con expositores de primer nivel de todas partes del mundo, referentes del librepensamiento que trabajan desde el ámbito de la política, las letras y el activismo por los DDHH, que disertarán sobre distintos temas.

Uno de los coordinadores del congreso, Fernando Lozada, explicó a 24baires: «El objetivo principal de este Congreso es unir lo que está disperso: hay muchas organizaciones y personas que están trabajando por los mismos objetivos y no lo están haciendo coordinadamente. El Congreso, además de divulgar el pensamiento, sirve para congregar aquello que está disperso, aquello que necesita empezar a trabajar en conjunto, unir fuerzas. En lo particular, además, se trabaja con la faceta individual de las personas, se intenta liberarlas de estructuras de pensamiento, dogmas, tabúes, prejuicios; y por otro lado, se trabaja con el aspecto socio político, tratando de lograr sociedades más justas e igualitarias, a través de acciones directas y concretas en la política y en la sociedad civil, como por ejemplo, lograr un Estado laico, separado de cualquier religión.»

Según manifestó Lozada, «el Libre Pensamiento es una corriente ideológica que promueve la absoluta libertad de conciencia: que una persona tenga la libertad de pensar y tener sus propias convicciones sin ser molestada por ello. Cualquier persona puede tener la libertad de creer o de no creer, tener sus convicciones políticas, sociales, naturales, y por ello no debe ser perseguido o discriminado. Hace un fuerte énfasis en el pensamiento racional y en el crítico, pero no descuida lo emocional. El Libre Pensamiento es la herramienta para el libre pensar y el libre sentir, y a través de él las personas pueden eliminar los prejuicios, los tabúes para así poder disfrutar de la vida libremente.»

Este evento es el resultado del trabajo en conjunto de la Asociación Civil Ateos Mar del Plata, la Logia Masónica 7 de junio de 1891 y la Logia Femenina Mar de Luz, que cuentan con la adhesión ideológica de 80 entidades, que «comparten la lucha, adhieren al pensamiento. Algunas han ayudado más activamente, como por ejemplo, imprimiendo afiches para la difusión, pero no hay financiamiento, esto se hace a pulmón, con donaciones, con lo que la gente puede aportar.» En ese sentido, Lozada dijo que «la idea es no cobrar entrada, porque el Libre Pensamiento no puede ser una cuestión elitista, sería una contradicción.»

Consultado acerca de qué medidas acordes al Libre Pensamiento podrían tomarse en la ciudad, Lozada dijo: «En Mar del Plata hay muchas cosas para cambiar: en el Concejo Deliberante hay un crucifijo arriba de la banca de la Presidencia, en los Juzgados pasa lo mismo. El espacio público también está muy intervenido; en plazas y en escuelas públicas hay símbolos que atentan contra la libertad de conciencia. En actos oficiales puede escucharse a curas dando discursos proselitistas y, si una determinada congregación religiosa interviene apropiándose del discurso, ese acto deja de ser público. En los hospitales, los médicos pueden poner objeciones de conciencia y, por ejemplo, no dar tratamientos anticonceptivos porque sus convicciones religiosas no lo permiten.»

MAR DEL PLATA «LA ELEGIDA»

Lozada explicó por qué se realiza este Congreso en la ciudad balnearia: «A principios de 1900 Mar del Plata contaba con un comité de libre pensamiento que era producto del 13º Congreso Internacional que se había realizado en 1880 en Buenos Aires. Después de eso, se decidió fundar en distintas partes del país comités y en Mar del Plata se creó uno. En la ciudad, hasta ese entonces, no había Itendente, había comisionados: se elegía un diputado provincial para que gobierne. En ese contexto, el comisionado de turno de 1911 decidió confiscar y prohibir un libro sobre la obra de Sarmiento. El comité marplatense reaccionó enérgicamente y sacó en los medios solicitadas en contra de esta acción, y mandó cartas al comisionado diciendo que era una violación a la libertad de expresión. Fue así como se reunió con el Partido Socialista y  con la Logia Masónica 7 de junio de 1891, y decidió hacer una convocatoria para que el pueblo saliera a la calle a reclamar por la libertad de expresión y de conciencia. Lograron juntar cerca de 5 mil personas, lo que representaba aproximadamente el 20% de la población. Tras esa protesta, lograron su objetivo, que el libro saliera a la venta, y fueron por más: Mar del Plata tenía que poder elegir a su Intendente. Por ese motivo, crearon la Junta de Resistencia a los Comisionados. Una vez conformados, lograron convocar a 6 mil personas que marcharon por la avenida Luro pidiendo elecciones democráticas y las consecuencias fueron las deseadas: el Diputado renunció. Luego, la Junta de Resistencia creó un partido político, el Partido Liberal, y lograron que haya elecciones, las cuales ganaron. Es por todo esto que el Libre Pensamiento en Argentina fue exitoso sólo en Mar del Plata. Más tarde fue desapareciendo, por las Guerras Mundiales y por el fuerte avance clerical fascista. Casi cien años después, en 2011, se decide retornar a esa tradición y se recupera esa historia, empezando a funcionar orgánicamente con las distintas asociaciones mundiales, y así fue como se decidió hacer este Congreso Internacional de Libre Pensamiento en Mar del Plata.»

El Congreso comenzará este jueves a las 11 en el Centro de Arte Mar del Plata, Sala Melany, de calle San Luis Nº1750. Aquellos que aún no estén inscriptos, pueden hacerlo en esa misma dirección a partir de las 10. El programa del encuentro puede verse en www.congresoailp2012.com.ar.


Fuente: por Agustina Ferrarese | 24baires

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez