Necochea: protesta por demoras en la obra del puente colgante

Un reducido grupo de comerciantes y unos pocos vecinos de los lugares afectados de la avenida Benedicto Campos y de la calle 46, se congregaron ayer, en horas de la mañana, en el único puente urbano que comunica a Necochea y a Quequén, para pedir por la aceleración de las obras inconclusas de repavimentación y de refacción y también por la reapertura del Colgante.

La protesta en el Puente Dardo Rocha, del lado Quequén, había sido anunciada desde hace varios días y se esperaba con expectativas. No obstante, los resultados de la convocatoria no fueron los deseados, en cuanto al número de asistentes a la manifestación.

En su mayoría, asistieron ayer los comerciantes de los sectores lindantes a la avenida Benedicto Campos de Quequén y de la calle 46 de Necochea, que se encuentran más afectados por el cierre vehicular del Puente Colgante.

Sin embargo, los manifestantes hicieron firmar varias notas a los automovilistas para que adhieran al reclamo de una pronta solución y por la reapertura del tránsito vehicular del Puente Colgante Hipólito Yrigoyen.

Al lugar de la manifestación, se acercó -en horas del mediodía- el intendente Horacio Tellechea, con parte de sus funcionarios, quien informó que realiza gestiones para el cumplimiento de los plazos de la obra de repavimentación y de refacción del Puente Colgante.

“Si bien está dentro del plazo de obra, nos preocupa que no vaya con la celeridad que todos queremos”, sostuvo el mandatario.

En ese sentido, les recordó a los presentes que “hemos hecho gestiones ante Provincia y sabemos que el reclamo de la gente de buena fe no hace más que ayudarnos a la hora de llevar la voz cantante del distrito local al ámbito de Vialidad Provincial, que es donde se está ejecutando la obra”.

El Intendente remarcó que “el plazo de obra contempla hasta el 23 de noviembre y desde ahí, hay una prórroga de dos meses más en caso de que así aconteciera”.

Sin embargo, sostuvo que “no deja de ser real que la necesidad la tenemos hoy y hay sectores comerciales de Quequén y Necochea que necesitan que esto se resuelva cuanto antes”.

Tellechea aseveró que “nosotros vamos a estar a disposición para buscar los canales de solución que den respuesta a esto que necesitamos todos”.

En el aire

Por su parte, el comerciante de la calle 46 Fabián Altamiranda, indicó que “todo está en el aire”, respecto de soluciones concretas a los pedidos sobre el Puente Colgante.

“No hubo mucha gente en la protesta, no hay unión”, dijo. No obstante, rescató que el Intendente concurrió al lugar y muchos automovilistas firmaron las planillas donde se pide por una pronta respuesta.

En tanto Sergio Robledo, que tiene una casa de repuestos en la 46, explicó que “pensamos que iba a ir más gente” y sostuvo que “no valía la pena un corte sólo por 20 personas”.

Sin embargo, opinó que “no creo que este tema del Puente Colgante le preocupe solamente a 20 personas” y destacó que “los automovilistas que pasaron firmaron las planillas”.

Operativo

En el ingreso al Puente Dardo Rocha, del lado de la margen Quequén, se dispuso un fuerte operativo de seguridad, durante el tiempo que duró la protesta, desde las 10 de ayer hasta las 12.30 del mediodía.

El tránsito en el Puente en ningún momento fue cortado en forma total, si bien algunos comerciantes y vecinos habían anunciado la posibilidad de llegar a detener la circulación de los vehículos en una sola dirección, del único paso urbano que actualmente une a las dos ciudades.

Los automóviles eran obligados a desacelerar su marcha y demorados unos minutos para firmar un petitorio, donde se pide por la pronta finalización de las obras de refacción y repavimentación del Puente Colgante Hipólito Yrigoyen y que se reabra la circulación vehicular.

En algunos momentos de la protesta se generaron largas filas y embotellamientos en el ingreso al Puente Dardo Rocha pero por el lado de Quequén, donde se ubicaron los manifestantes.

Vale recordar que el Puente Colgante está cerrado al tránsito desde hace un año y medio, lo que originó -según los comerciantes- importantes pérdidas económicas en los negocios ubicados en la avenida Benedicto Campos, del lado de Quequén, y en la calle 46, de la margen Necochea.

Asimismo, los vecinos de esos sectores se encuentran obligados a hacer más kilómetros para ir a sus trabajos, con el consiguiente aumento de los costos para trasladarse.

Fuente: Ecos Diarios Necochea

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez