Mar del Plata: El caso del Pastor que tenía el don del “semen ungido”

Desde hace un par de días se difundió en la ciudad balnearia la noticia: un pastor religioso había sido imputado por el delito de reducción a la servidumbre de personas que trabajaban para él en un ‘templo’, donde también funcionaba la FM Zion, emisora que existía sin la habilitación respectiva y no contaban con las medidas de seguridad e higiene mínimas. Pero el transfondo de la investigación tiene ribetes dantescos hasta ahora no publicados y que 24baires revela en forma exclusiva.
A raíz de una serie de denuncias, este hombre, conocido como pastor Isaías, fue investigado durante seis meses por la fiscal Graciela Trill, del Departamento Judicial Mar del Plata y por la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de la policía bonaerense, quienes pudieron constatar la presencia de integrantes de la congregación en diferentes momentos del día en un templo ubicado en O’Higgins al 300. Estos fieles no sólo eran obligados a dejar un diezmo, sino que también debían realizar diferentes trabajos para el pastor, o darle su sueldo entero si tenían labores fuera del templo.
En los allanamientos fue procesado Isaías Hurtado, líder de la congregación. También se detectó la presencia de ciudadanos extranjeros (chilenos, venezolanos) que estaban en la ciudad de manera ilegal.

Pero este es apenas la punta del ovillo. En esta madeja de explotación y estafa hay abusos y vejaciones de todo tipo, violaciones, secuestros y amenazas.
24Baires tuvo acceso a la denuncia presentada por Héctor Navarro, abogado y presidente de la Red de Apoyo a Víctimas de Sectas, (RAVICS), una organización sin fines de lucro fundada en Puerto Rico y con sede administrativa en New Jersey, dedicada a la ayuda de las personas afectadas por las sectas destructivas. Navarro, de gran experiencia y trayectoria investigando y denunciando dirigentes de organizaciones sectarias donde se cometían graves delitos y se violaban repetidas veces los derechos humanos, presentó la denuncia por estafa, reducción a la servidumbre y abuso sexual ante la Fiscal Graciela Trill.

En el texto de la denuncia consta que Isaías Nelson Hurtado Maldonado, es (o era) el dirigente máximo de la agrupación llamada “Ministerio Apostólico y Profético Monte Sión”, y que este hombre dice ser un “apóstol ungido”: “Abiertamente predica a la congregación marplatense que su cuerpo produce “semen ungido”, lo que se manifiesta en sus ocho hijos reconocidos y otros sin reconocer. También dice detentar un “ADN apostólico” y, por tanto, tener un nivel divino y ser merecedor de la reverencia y honra brindada a los apóstoles bíblicos”, afirma en el texto. De esta manera, Isaías Hurtado acosa a las jóvenes haciéndoles creer que Jehová le ha dado el don de “ministrar” mediante las relaciones sexuales: “Les hace creer a las adeptas que no pueden negarse a recibir ese don porque significaría resistencia a Dios mismo”. También prohíbe a sus fieles tener cualquier otro tipo de relación con otras personas que no sean él, así como casarse.
Infundiendo un temor visceral en sus adeptos, Isaías Hurtado dejó embarazadas a varias mujeres, a las cuales también estafó económicamente, haciéndoles sacar créditos onerosos en bancos, utilizándole la tarjeta de crédito para costear sus viajes de placer, entre otras cosas. También, con el concepto de “diezmos adelantados”, se quedó en sus bolsillos con las indemnizaciones laborales de al menos dos personas.

Este predicador del abuso, mantenía esclavizadas y privadas de la libertad a mujeres y hombres por igual, a los que obligaba a trabajar y ayunar, incluso en la radio clandestina que estaba montada en el ‘templo’. También los castigaba físicamente cuando se dormían en el trabajo o tenían alguna queja, como si no tuvieran suficiente con comer sólo una vez al día alimentos poco nutritivos mientras desempeñaban sus múltiples tareas durmiendo mal y poco, hacinados en espacios reducidos y poco higiénicos.

Hemos omitido los nombres de las y los miembros de esta congregación de explotados por respeto a ellos y para preservar sus identidades, pero en la denuncia son citados también como testigos, aunque el presidente Red de Apoyo a Víctimas de Sectas aclara que en algunos casos, incluso, no son conscientes de los sometimientos a los que fueron sometidos. Incluso muchos debieron renegar de sus familias verdaderas para abrazar a la ‘familia’ del pastor Isaías como la única y propia. Esto sucedía cuando algún pariente se alejaba de la secta y quería sacar de allí a otros familiares. Cuando se quedaban y trabajaban o aportaban su sueldo al pastor eran reconocidos con el título de ‘profetas’. Cuando se iban, si es que lograban marcharse, recibían el estigma de ‘apóstatas’ o ‘demoníacos’.
Ahora, Hurtado, quien se presentó con su abogado ante la Fiscalía y fijó domicilio legal, no podrá mudarse sin avisar, ya que fue notificado por la justicia de la causa en la que se lo imputa por estafa y reducción a la servidumbre.

Aunque Navarro y la Red de Apoyo a Víctimas de Sectas han hecho investigaciones y denuncias mucho más graves que las que se inculpa a Isaías Hurtado hasta la fecha, donde solicitan el allanamiento (que luego se efectuó), ofrecen pruebas testimoniales de testigos con nombres y apellidos para que se los cite a declarar y piden que tengan en cuenta los nuevos hechos denunciados así como las consideraciones expuestas sobre los que ya se estaban investigando en la Fiscalía, habrá que ver como sigue la causa en los próximos días.

 

 

Fuente: María José Sánchez para 24Baires

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez