Dirigente rural reivindicó la dictadura y aseguró que los productores «ya se están armando»

El presidente de la Federación Agraria de General Alvear aseguró que durante el gobierno de facto «había menos pobres» y consideró que los productores «somos los únicos que aportamos»

El Presidente del Consejo Delegado Regional de Federación Agraria Argentina Distrito 9, Jose Luis Mammarella, se refirió a la situación económica a nivel nacional y en ese marco deslizó una polémica frase en la que reivindicó las políticas de la dictadura cívico militar.

«Suena fuerte decirlo, pero la realidad es que cuando los Militares entregaron el poder en 1983, había muchos menos Pobres que en la actualidad, costo mucho la Democracia pero parece ser un beneficio para los Políticos nada mas». sentenció Mammarella durante una entrevista con un canal local de General Alvear.

No fueron los únicos dichos polémicos del ruralista, que se refirió a las tomas de terrenos y usurpaciones y aseguró que «son parte de un negocio inmobiliario de algunos, esas carpas que parecen que viven esas Personas, desaparecen por la noche, ellos se van a dormir a sus casas, vuelven de día», dijo.

En un comunicado oficial, la entidad que preside Mammarella, consideraron que las usurpaciones significan «retroceder a un siglo y medio atrás, dado que ni el poder administrador tiene la decisión y fuerza de garantizar a la ciudadanía la paz, la seguridad, la propiedad, ni el Judicial tiene la entereza y velocidad que las circunstancias requieren para restablecer los derechos violados».

En ese sentido el dirigente rural advirtió que «los productores somos los únicos que aportamos y lo seguimos haciendo, pero aclaro que los Gringos del campo son buenos pero ya se están armando, esto termina en una pelea de Pobres contra Pobres», dijo, alineándose con la posición de aquellos que llaman a la «autodefensa» frente a supuestas tomas de tierras.

La realidad es que las usurpaciones que se registran en zonas rurales no afectan a los productores, y el eje sobre el supuesto «conflicto» se desató tras la decisión de Dolores Etchevehere de disponer de campos de su familia en Entre Ríos para un proyecto productivo sustentable, lo que fue denunciado por su hermano y ex ministro del macrismo, Luis Etchevehere como una «usurpación», y provocó una protesta de productores de todo el país en solidaridad con el ex funcionario.

Incluso desde Córdoba la diputada radical en Juntos por el Cambio, Patricia De Ferrari, pidió en Twitter la vuelta de los «falcon verdes» para impartir justicia contra Juan Grabois, dirigente de la CTEP y abogado de Dolores Etchevehere, lo que refuerza la hipótesis de poca simpatía que tienen con la democracia algunos de los dirigentes del campo.

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez