Presos de una cárcel platense restauraron mesas y sillas para donar a una escuela de Berisso

Internos de la Unidad 9 repararon mobiliario para 70 alumnos del colegio María Reina con trabajos de carpintería, herrería y pintura. Además, entregaron 21 computadoras y 3 impresoras a dos escuelas rurales de Corrientes y a un comedor del conurbano bonaerense.

A través de trabajos de carpintería, herrería y pintura, presos de la Unidad 9 de La Plata repararon seis mesas y 36 sillas, que fueron donadas el último viernes al colegio María Reina de Berisso, en presencia del director del área penitenciaria, Sergio Bagnasco, el jefe de Mantenimiento, Sebastián Dángelo y la titular del establecimiento educativo, Graciela Garriador.

La institución ubicada en 44 entre 126 y 127 tiene una matrícula de 150 chicos de nivel preescolar y 350 de nivel primario. “Aunque somos un colegio privado, tenemos muchos estudiantes becados y necesitábamos una mano para arreglar el mobiliario”, manifestó la directora.

Por su parte Javier, uno de los internos que participó de la actividad, sostuvo: “Trabajamos con entusiasmo porque sabemos que es para la educación de los chicos. Procuramos hacer un trabajo de excelencia. Es una manera de retribuir a la sociedad por los errores que cometimos”.

“Propiciamos proyectos de integración con la comunidad a través del desarrollo de acciones de responsabilidad social donde se prestan servicios o se elaborarán diversos bienes destinados a sectores de la sociedad e instituciones destinadas al bien común”, agregó al respecto el ministro de Justicia de bonaerense, Gustavo Ferrari.

Privados de la libertad de la unidad también repararon 21 computadoras y tres impresoras en el Centro de Formación Profesional “María de las Cárceles” para donar a dos escuelas rurales de Corrientes y al comedor de una iglesia evangélica de la localidad bonaerense de Paso del Rey.

Representantes de la Escuela N° 804 de Romero Quesada, de la Escuela N° 490 de Tacuaral y de la Iglesia Tierra de Avivamiento se acercaron a la cárcel platense a recibir las máquinas. Según aseguraron, se trata de la primera vez que los chicos tendrán acceso a una PC.

Durante el encuentro, los presos también recibieron certificados avalados por el Ministerio de Trabajo de la Nación luego de finalizar los cursos de Operador y Reparador de PC en “María de las Cárceles”, iniciativa nacida en Florencio Varela, que se extendió rápidamente a otras unidades.

“La idea es convertir el círculo vicioso en un círculo virtuoso. Aquí está implicada la gente que nos dona las computadoras, los internos que las arreglan y que las dejan impecables, y el Servicio Penitenciario que nos permite hacerlo”, explicó el secretario de la asociación que lidera Adriana Von Kaull.

Fuente: infocielo

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez