Vidal ordenó atacar la olla popular de Cresta Roja y detener a vecinos

La Policía Bonaerense, que cumple órdenes del Ejecutivo conducido por María Eugenia Vidal, no sólo reprimió a los trabajadores de la empresa avícola, sino que además disparó sobre casas cercanas, golpeó vecinos e inició una represión.

La Policía Bonaerense irrumpió en el barrio cercano a la planta avícola de Cresta Roja, luego de reprimir a los trabajadores despedidos en el portón donde levantan una olla popular, y emprendió ferozmente contra los vecinos.

Con balas de goma y gases lacrimógenos atacaron a los empleados y luego ingresaron al barrio disparando a diestra y siniestra. Denunciaron que hay un trabajador detenido, que quedó desvanecido por los golpes.

También fueron detenidos tres jóvenes del barrio y un trabajador que llegaba circunstancialmente a su casa.

«Exigimos la Libertad de Edmundo Godoy, trabajador de 50 años, detenido durante la represión, como así también de los jóvenes del barrio que se encontraban acompañando la protesta. Libertad a los presos por luchar», señalaron en un comunicado los trabajadores de Cresta Roja.

En abril de 2016, a poco de asumir, Mauricio Macri armó una puesta en escena en la planta de Cresta Roja. «Que Cresta Roja esté funcionando tiene que ver con esta nueva etapa de la Argentina», había asegurado.

En esa «nueva etapa» estuvo acompañado por la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. «Hoy más de 1.000 personas han vuelto a trabajar en esta planta y van a ir multiplicándose de a cientos en los próximos meses», había afirmado el presidente.

Esa mañana, Macri recorrió junto a Vidal, la planta industrial ubicada en el municipio bonaerense de Esteban Echeverría, que había reabierto sus puertas tras un largo conflicto.

Fue un espejismo. Como casi todo lo que se anuncia desde Cambiemos. Y los trabajadores le creyeron. Dos años después, en el marco de un país económicamente destrozado, la respuesta del Gobierno para las protestas de los trabajadores de Cresta Roja, es la misma de siempre: balas.

Esta nueva represión se sum a la del 6 de diciembre, cuando efectivos de la Policía Bonaerense reprimieron a los obreros que permanecían pacíficamente frente a los portones de la planta.

Esa vez denunciaron que hubo heridos de balas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta. Los trabajadores también dijeron que fueron salvajemente golpeados.

Los obreros reclaman la reinstalación de los más de mil trabajadores que perdieron sus puestos de trabajo en los últimos años.

Fuente: Info News

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez