Ponen en marcha el plan de continuidad pedagógica en las cárceles bonaerenses

A través de un acuerdo, garantizarán la educación de 45 mil personas detenidas en las unidades penitenciarias y alcaldías del Servicio Penitenciario Bonaerense.

La administración provincial puso en marcha el programa de continuidad pedagógica para personas privadas de la libertad. Van a poder seguir estudiando durante la cuarentena, con cuadernillos de contenidos y tareas especialmente elaborados.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio modificó la cotidianeidad de las personas que se encuentran privadas de la libertad y que en las cárceles de toda la provincia de Buenos Aires, cursan sus estudios primarios o secundarios y sufren la suspensión de sus clases presenciales.

En ese escenario, la Provincia puso en marcha el programa de continuidad pedagógica para garantizar la educación de 45 mil personas detenidas en las unidades penitenciarias y alcaldías del Servicio Penitenciario Bonaerense, matriculadas en alguno de los niveles de enseñanza durante la suspensión temporaria de clases presenciales en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19.

A partir de un acuerdo entre las carteras de Educación y Justicia, se elaboran y distribuyen cuadernillos de contenidos y tareas para que la población carcelaria bonaerense pueda continuar sus estudios primarios y secundarios.

La directora General de Cultura y Educación, Agustina Vila, y el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, Julio Alak, rubricaron el convenio, tras destacar la importancia de la educación dentro de las cárceles.

“La educación es un derecho social que debe ser garantizado para que se convierta en un hecho emancipatorio. Que evite que lleguen las personas a las cárceles, y las que por algún motivo llegan, tengan la posibilidad de formarse, de revertir, de cambiar, fortalecerse y emanciparse en pos de sentirse artífices de su vida”, expresó Vila.

Dicho ésto, agregó: “Hablamos de reinserción, pero debemos tener en cuenta que si no hubo derechos básicos no hubo inserción. Por eso, cuando las personas recuperan la libertad, el estado debe estar presente para que puedan planificar y fortalecer sus vidas”.

En las unidades penales bonaerenses funcionan 123 servicios educativos de la DGCyE: 66 de nivel primario, en los que cursan 9.045 personas, y 57 de nivel secundario, en los que cursan 9.174 personas.

A través de este programa, recibirán cuadernillos de continuidad pedagógica que fueron especialmente planificados y producidos por la cartera educativa siguiendo los diseños curriculares y las estrategias pedagógicas que surgen del área de Educación en contexto de encierro.

Fuente: codigobaires

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez