Varios municipios cerraron sus puertas por el coronavirus

En el marco de la emergencia sanitaria, distritos bonaerenses decidieron cerrar sus ingresos para no residentes.

Mientras distritos de la costa buscan mermar el turismo en este fin de semana largo, otros municipios del interior de la Provincia lanzaron medidas más estrictas y directamente optaron por cerrar los ingresos a sus pueblos para evitar la propagación del coronavirus.

En línea con la emergencia sanitaria y los pedidos del Gobierno nacional para evitar que los días de cuarentena se conviertan en vacaciones, tres distritos bonaerenses se sumaron -hasta el momento- a la medida de cerrar sus accesos: San Nicolás, Roque Pérez y Dolores.

En el caso de San Nicolás, según informó el intendente Manuel Passaglia, se cerrarán los cinco accesos a la ciudad y “sólo podrán ingresar los residentes y todos aquellos que trabajen” en la localidad. “Nuestra responsabilidad es que no haya circulación de gente, es por eso que le pedimos a todas personas que tenían pensado visitarnos este fin de semana largo que no vengan”, explicó.

En Roque Pérez, distrito conducido por Juan Carlos “Chinchu” Gasparini, se convocó a una conferencia de prensa donde las autoridades locales informaron que «para impedir la circulación del virus tenemos que profundizar las medidas que venimos tomando». En ese sentido, señalaron que van apostar a la policía en los distintos accesos a la ciudad para “identificar a los no residentes y pedirles que se vuelvan”. “El objetivo es que no entren a Roque Pérez, en estos días de feriado, gente que no sea de Roque Pérez», señalaron.

Por su parte, en Dolores la situación es similar. En la ciudad gobernada por Camilo Etchevarren, según informó el portal regional InfoZona, se decidió restringir el ingreso a la ciudad durante el próximo fin de semana largo, para «evitar el ingreso de personas de otras localidades».

Otros distritos han tomado medidas similares, en busca de restringir la circulación de personas. En la costa, los jefes de comunales de General Pueyrredón, Pinamar, Monte Hermoso y Villa Gesell llamaron a los turistas a no ir este fin de semana y aseguraron que intensificarán los controles en los ingresos.

En el caso de Villa Gesell, el intendente Gustavo Barrera informó que se van a «extremar las medidas de prevención y los controles para evitarlo», por lo que se restringuió al acceso por un único acceso.

Similar medida tomaron Las Flores, Tapalqué y Coronel Juárez, con operativos de control de temperatura a cargo de personal policial y de salud. En Castelli en tanto, el intendente Francisco Echarren aseguró que «se realizarán estrictos controles» en los accesos «para saber quién ingresa y por qué motivo. Cuando se lo considere y por razones de seguridad sanitaria, no se va a permitir el acceso a nuestro pueblo», informó.

Fuente: Diagonales