Kicillof destacó el cambio de posición del FMI

El gobernador bonaerense dijo que el pronunciamiento del Fondo Monetario Internacional «favorece a la Argentina” y explicó que “abre una expectativa con los acreedores privados» porque llama “a los bonistas a que colaboren con la negociación”. Además, trazó un panorama de la situación que le dejó Vidal y habló de las acciones que encaró para revertirla.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof se refirió a la situación económica que afronta tanto la provincia de Buenos Aires como a la Nación y definió como “compleja” y “complicada” la situación heredada de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. “Los dos primeros años fueron un festival de endeudamiento, sobre la base del poco endeudamiento de los años de Néstor y Cristina; y en vez de llevar adelante inversiones, optaron por pagarle a los buitres y pusieron en marcha el mecanismo de deuda y fuga, la bicicleta financiera”, dijo Kicillof, quien destacó el pronunciamiento del Fondo Monetario Internacional sobre la deuda de la Argentina: «Es muy importante que diga que no se puede pagar.»

En diálogo con el programa Toma y Daca, de AM750, Kicillof remarcó que los macristas «cuando ya no consiguieron que le prestarán más fueron al Fondo y consiguieron el préstamo más grande de la historia del FMI». En esa línea, se refirió al encuentro del ministro de Economía Martín Guzmán con la directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva, y al hecho de que la mandamás del FMI respaldara el plan de reestructuración de deuda de la Argentina.

Kicillof subrayó que el pronunciamiento del Fondo «nos da la razón y abre una expectativa con los acreedores privados». Explicó que con esa postura, el FMI insta “a los bonistas a que colaboren en este proceso de negociación ante esta situación compleja”, y habló de “un cambio de posición” del organismo que es “favorable” para el país. «El FMI contradice las versiones de los funcionarios de Cambiemos que querían decir que la deuda tomada no era tan grave para el país», resumió.

La situación en la provincia
Sobre la situación financiera bonaerense, se manifestó en consonancia con el discurso de la Nación. «Lo que dice la provincia de Buenos Aires es que necesitamos poder creer primero para poder afrontar los compromisos con la deuda», opinó, y subrayó que “nosotros al igual que la Nación todavía no presentamos un presupuesto porque la situación con la deuda está indefinida».

Expresó que desde que asumió, su gobierno “se puso a trabajar” y que las acciones desplegadas tienen “muchísimo impacto en el marco de lo que habíamos propuesto en campaña». Kicillof criticó el hecho de que en los años de Macri se privilegió más a la Ciudad de Buenos Aires que a la Provincia. “La Ciudad cuenta con 350 mil millones de presupuesto, y La Matanza, con casi la misma población tiene 10 mil”, ejemplificó. El gobernador calificó como “excelente” el encuentro en La Plata con diputados nacionales, que encabezó junto a Sergio Massa y Máximo Kirchner, y que además contó con la presencia del senador Jorge Taiana, en el que se habló de esas cuestiones.

También habló de la cuestión docente. “Más de 800 escuelas no estaban en condiciones de empezar la escuelas en 2020″ al terminar el año pasado y eso generó un plan de obras con los municipios y la Nación. Y apuntó a acompañar la paritaria nacional y provincial “que no solamente se limita a cuestiones salariales, sino también de infraestructura”.

En otro orden, definió como “muy grave” que haya brotes de dengue y sarampión. “Es responsabilidad del desabastecimiento en salud por parte de la gestión de Cambiemos», apuntó.

Como parte de sus críticas al anterior gobierno, Kicillof focalizó en la cuestión de los subsidios y las ganancias de las empresas de servicios y reivindicó la política de créditos a las pymes que inició su gestión. “Macri trasladó a la Provincia una parte importante de los subsidios en transporte y electricidad y hay varios niveles de discusión, tenemos que revisar la estructura de costos”. En cuanto a las tarifas, recordó que había retrotraído el aumento del 25 por ciento en la luz que había dispuesto Vidal antes de dejar la gobernación.

“Estamos con un trabajo de revisión. A las empresas les fue tremendamente bien”, dijo, apuntó para junio respecto de las revisiones de cuadros tarifarios. “Vamos a una revisión general, por eso hubo una suspensión en los aumentos. Cuando tengamos un panorama nos sentaremos con las empresas y hablaremos de la rentabilidad, que fue extraordinaria estos cuatro años”, cerró.

Fuente: Página 12