La Provincia extendió hasta el mediodía el plazo para llegar a un acuerdo con los acreedores

El Gobierno bonaerense estiró hasta las 12 de este martes el tiempo para que los tenedores brinden señales sobre la propuesta elaborada.

En el marco de un total hermetismo por parte del gobierno de Axel Kicillof, el Ministerio de Hacienda y Finanzas extendió hasta las 12 del mediodía de hoy el plazo para que los bonistas con vencimiento 2021 otorguen consentimiento a diferir el pago al 1 de mayo.

A través de un comunicado, señaló que “la provincia de Buenos Aires anuncia a los tenedores de sus bonos USD 750M 10.875% con vencimiento en 2021 que se extiende el plazo hasta las doce del mediodía (horario de Argentina) del martes 4 de febrero para otorgar su consentimiento a diferir el vencimiento del pago de capital desde el 26/01 hasta el 1/5 de 2020″.

Asimismo, indicaron que ayer «la provincia de Buenos Aires, en virtud de la adhesión de un gran número de bonistas y de intercambios mantenidos con fondos institucionales que aún no han prestado su consentimiento, pero mostraron buena voluntad y entendimiento por la situación provincial, modificó la propuesta e incluyó en esta instancia el pago del 30% del vencimiento de capital involucrado cuya postergación se busca obtener».

De aceptar el 75% del capital en circulación de esos bonos, se pagará el 30% del capital que vencía el 26 de enero – aproximadamente U$S 75 millones- y dentro de los 5 días hábiles de efectivizada la enmienda, los intereses que devengue el capital postergado al 1 de mayo –aproximadamente U$S 5 millones-, postergando hasta el 1 de mayo el pago del restante 70% de capital originalmente con vencimiento el 26 de enero de 2020.

El lunes arrancó con señales positivas para Kicillof cuando un grupo importante de bonistas anunció sus intenciones de llegar a un acuerdo sobre el reperfilamiento. Sin embargo, el panorama se nubló horas más tarde al conocerse que Fidelity, un fondo de pensión de Estados Unidos con peso en la negociación, se negó a avanzar en la propuesta.

Ante el escenario adverso, el mandatario provincial lanzó un comunicado destacó las intenciones del “grupo más importante de bonistas organizados”, pero en tono a los que se negaron admitió que había “algunos fondos que tienen posiciones complicadas”.

Tal como adelantó INFOCIELO, si la respuesta no es positiva, la nueva “deadline” queda fijada para el 5 de febrero. Ahí, las opciones serán únicamente dos: que la Provincia pague o que sea declarada en default.