Acreedores proponen que Provincia haga un pago parcial del bono

Bonistas le presentaron al ministerio de Economía bonaerense una alternativa para resguardar las finanzas propias y las de la órbita provincial.

Un grupo de acreedores le propuso al Gobierno bonaerense que pague al menos una parte del capital del bono 2021 para evitar un default en ocho días.

Allegados a la negociación dejaron entrever que los bonistas se comunicaron con el ministerio de Economía que lidera Pablo López para proponerle “una solución lo menos costosa posible para la Provincia y para los acreedores”.

El punto sería que la órbita bonaerense pague una parte del capital que venció el 26 de este mes a fin de “mantener la curva actual de los bonos” y que no se derrumben los precios. Si ésto ocurriese, estiman que los fondos de inversión acreedores aceptarían refinanciar el resto, tal como lo pidió el gobernador Axel Kicillof.

Recordemos que el mandataria les propuso a los acreedores de la Provincia que acepten un cambio en la fecha de pago hasta el 1ro de mayo, pero necesita que el 75% acepte antes de este viernes a las 13.
Caso contrario, el 6 de febrero el territorio bonaerense caería en default y los bonistas podrían reunirse en una asamblea y comenzar el proceso de aceleración de todos los bonos de la Provincia.

Al momento, los acreedores se muestran predispuestos al diálogo, dado que si la Provincia cae en default ellos también se verían afectados. En tanto, analizan diversas alternativas, una de ellas apunta a la asistencia del Gobierno nacional.

Es decir, como el Gobierno provincial no tiene fondos ni para pagar una parte del vencimiento, los acreedores insisten en que la administración de Alberto Ferández debería auxiliar.

Esta idea llegó a oídos de la cartera que conduce Martín Guzmán y no tuvo una buena recepación, dado que dejó entrever que todavía no tiene un plan concreto para renegociar la deuda.

En ese marco, los acreedores temen que el Gobierno presente una propuesta muy agresiva, abra una venta importante de títulos públicos y, por lo tanto, genere mayor presión sobre el dólar no oficial y sobre los precios internos.

“Sería preocupante que el Gobierno empiece a generar tensión con los mercados y a confundir buena fe con ingenuidad. Los inversores tienen paciencia, pero quieren ver algún avance, porque la sensación predominante es que quieren proponer una oferta agresiva”, soltó otra fuente del sistema financiero.

Vale destacar que estos análisis de dan mientras que el ministro de Economía se encuentra en Nueva York negociando la deuda con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI), a partir de la propuesta argentina que apunta a aplazar los pagos del programa vigente.

Recordemos que la renegociación de la deuda es el principal objetivo que posee el Gobierno nacional debido al crédito que tomó el ex presidente, Mauricio Macri por la suma de US$ 57.000 millones, de los cuáles ya fueron desembolsados unos US$ 44.000 millones, y que implican vencimientos muy altos que deberían ser afrontados desde el año próximo.

Fuente: codigobaires

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez