Bullrich deja su Ministerio con complicaciones para pagar los sueldos

El Ente cooperador que se encarga de financiar pagos salariales, contrataciones aletró sobre una «grave situación financiera». Los gemios están en alerta.

Patricia Bullrich se despide de la conducción del Ministerio de Seguridad dejando las cuentas tan comprometidas que hasta el pago de sueldos corre riesgo a partir de febrero próximo. Así se desprende de un comunicado interno que la Asociación de Concesionarios Automotores (ACARA) le envió a las autoridades del Ministerio y al que accedió en exclusivo Página/12. En la misma, el Ente cooperador que se encarga de financiar los pagos salariales, contrataciones y gastos corrientes en la Cartera de Seguridad advierte sobre el rojo fiscal que tiene el organismo. “Informamos la grave situación financiera”, alerta la misiva que señala un déficit de entre 18 y 16 millones de pesos teniendo en cuenta los ingresos de 52 millones y los gastos en personal que ascienden en promedio a los 69 millones pero que en diciembre trepan hasta los 103 millones de pesos por el pago del medio aguinaldo.

Patricia Bullrich se despide de la conducción del Ministerio de Seguridad dejando las cuentas tan comprometidas que hasta el pago de sueldos corre riesgo a partir de febrero próximo. Así se desprende de un comunicado interno que la Asociación de Concesionarios Automotores (ACARA) le envió a las autoridades del Ministerio y al que accedió en exclusivo Página/12. En la misma, el Ente cooperador que se encarga de financiar los pagos salariales, contrataciones y gastos corrientes en la Cartera de Seguridad advierte sobre el rojo fiscal que tiene el organismo. “Informamos la grave situación financiera”, alerta la misiva que señala un déficit de entre 18 y 16 millones de pesos teniendo en cuenta los ingresos de 52 millones y los gastos en personal que ascienden en promedio a los 69 millones pero que en diciembre trepan hasta los 103 millones de pesos por el pago del medio aguinaldo.

De esta forma, una de las ministras de más alto perfil del macrismo, pasa sus últimas horas en el cargo redireccionando fondos para intentar que la bomba financiera no explote. Es que si bien febrero la va a encontrar alejada de la gestión pública, Bullrich ya aceptó la propuesta de Mauricio Macri para convertirse en la próxima presidenta del PRO, por lo que cualquier escándalo de magnitudes que pueda desatarse por su mala administración impactaría de lleno en la estrategia política de todo el partido. Las dudas sobre los gastos y contrataciones sin licitación ni control son múltiples y en absoluto nuevas. Pero se recrudecen en un contexto en el que el Gobierno viene incorporando y pasando a planta a decenas de empleados contrarreloj antes de terminar el mandato. “Investigamos que no intenten tomar alguna medida para salvaguardarse económicamente los funcionarios, que no hagan maniobras de intentos de contrataciones que luego los beneficien con indemnizaciones, que cambien sus contratos actuales para luego verse beneficiados al terminar la gestión con indemnizaciones importantes. Estamos atentos a que eso no ocurra”, advierte Spataro. Sin conocer en detalle los gastos, lo cierto es que Bullrich le deja a su sucesor una bomba financiera que deberá desactivar.

Fuente: Página 12

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez