El peronismo se reúne en Avellaneda

Con la excusa de la inauguración de una pileta olímpica climatizada, el peronismo bonaerense busca cerrar filas en Avellaneda. El encuentro partidario se dio horas después del decreto de Mauricio Macri que no permite las listas colectoras en las próximas elecciones; y sirve, además, para mostrar juntos a los dirigentes que tienen aspiraciones de enfrentar a María Eugenia Vidal en la Provincia.

Hasta el distrito que gobierno el kirchenrista Jorge Ferraresi llegaron intendentes como Verónica Magario (La Matanza), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Francisco Durañona (San Antonio de Areco) y Fernando Gray (Esteban Echeverría, este último titular del PJ en la Provincia). Hay además, grupos de La Cámpora, Nuevo Encuentro, Kolina, las regionales del PJ y el Peronismo Militante.

Bajo la consigna “Unidxs por la Provincia”, dirigentes y militancia llegaron hoy al Centro de Alto Rendimiento Deportivo de Avellaneda, en el cruce de la Avenida Mitre y Darwin, en el barrio de Villa Dominico.

También dijeron presente los diputados nacionales Máximo Kirchner, Daniel Scioli, Fernando Espinoza, Axel Kicillof y Felipe Solá, entre las caras más visibles, más dirigentes sindicales como Hugo y Pablo Moyano, para un acto que aspira a dar señales de unidad entre las distintas corrientes del peronismo de cara a octubre y con el telón de fondo del cambio en las reglas de juego que implica el decreto contra las colectoras.

La medida termina con una práctica que, incluso, le sirvió al propio oficialismo en Jujuy en la elección que consagró gobernador a Gerardo Morales: no podrá haber varias listas junto a una boleta presidencial. Por ello, el encuentro sirve en gran medida para repudiar la medida que, según anunciaron, será apelada en la Justicia. “Se está construyendo una unidad muy grande en la provincia de Buenos Aires que Macri y Vidal tienen miedo de perder, por eso quieren proscribir a la oposición bonaerense”, dijo en ese sentido el diputado Leonardo Grosso, referente del Movimiento Evita. “Ahora más que nunca debemos ser claros en qué posición está cada uno: o sos opositor y buscas la unidad dejando de lado los intereses personales o provocas la victoria de Cambiemos”, agregó.

«El peronismo tiene paciencia, pero la paciencia tiene un límite. Dedíquense a gobernar los meses que les quedan», advirtió Espinoza ante la concurrencia nutrida. Muchas críticas se centraron en la gobernadora Vidal. “Decían recién que Vidal es Macri. Yo veo a Vidal cuando sonríe, es una sonrisa con ajuste, es lo mismo», lanzó a su turno Insaurralde. Mientras que, para Kicillof, «Macri te corta la cabeza y aparece Vidal con una curita».

A su turno, Máximo Kirchner estimó que “no hay nombres o apellidos milagrosos. Tiene que haber un pueblo consciente, porque si hay un pueblo consciente van a venir buenos tiempos”.

Fuente: Página 12

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez