Habló el empresario de Martín Coronado que estuvo secuestrado: «Viví un infierno»

empresario secuestrado mcDaniel Rebagliati, que ayer fue liberado tras permanecer ocho días secuestrado aseguró que durante los primeros días de cautiverio lo tuvieron encadenado y que en algunas ocasiones los captores lo amenazaban con un arma en la cabeza.

Dabiel Rebagliati (53), dueño de la firma Cintra, declaró durante cerca de nueve horas ante el fiscal federal de Tres de Febrero, Paul Starc, y tanto al ingresar como al salir dialogó brevemente con la prensa.

«Estoy bien, gracias a Dios estoy vivo», dijo el empresario en medio de los periodistas que lo aguardaban en la puerta de la sede judicial, poco antes de las 9.30.

Luego, ante el fiscal, el empresario dio detalles acerca de cómo fue capturado la mañana del martes 28 de abril cuando llegaba a la empresa familiar ubicada en Leandro N. Alem 5925 de Martí­­n Coronado, partido de Tres de Febrero.

Fuentes judiciales dijeron a Télam que Rebagliati dijo que estuvo cautivo en dos lugares diferentes, pero aseguró que «nunca» vio a nadie porque lo tenían todo el tiempo encapuchado.

«Por lo general me trataban bien, pero a veces me amenazaban y me ponían un arma en la cabeza», sostuvo la víctima, que explicó que siempre tuvo un mismo cuidador.

El hombre contó que cuando comenzó el secuestro lo tenían encadenado, pero después lo soltaron, aunque siempre estaba encerrado.

Al respecto, aclaró que sólo lo sacaban del lugar de cautiverio «en auto, a dar unas vueltas, para dar las pruebas de vida» a sus familiares en el marco de las negociaciones para el pago del rescate.

Al retirarse de la fiscalía, cerca de las 19, afirmó que no podía hablar de la causa y pidió: «Lo que quiero es volver a mi vida normal, compartir con mi familia, mis amigos y olvidarme de esta pesadilla».

Rebagliati aseguró que «físicamente (está) bien, emocionalmente muy mal» tras haber permanecido ocho días secuestrado.
«Espero que se resuelva bien para dejarle algo a mis hijos y no sentir que no hice nada en mi vida», agregó antes de retirarse.

El hombre fue capturado mientras iba a bordo de una camioneta Ford Ranger blanca ploteada con datos de la empresa cuando le cruzaron un auto y se lo llevaron cautivo en su propio vehí­culo, el cual apareció horas más tarde abandonado en La Matanza.

Minutos después, uno de los captores realizó una primera llamada a la familia en la cual dijo que tení­­an secuestrado a Rebagliati y exigió dos millones de dólares como rescate para liberarlo.

Desde entonces, comenzó una negociación con uno de los hermanos del empresario que se extendió durante ocho dí­­as y que concluyó ayer cuando acordaron el pago de 1.500.000 pesos.

Según los investigadores, durante el cautiverio se realizaron al menos 20 llamadas extorsivas, las cuales nunca duraron más de un minuto para evitar que pudieran ser rastreadas por los investigadores de la Policí­a bonaerense que estaban trabajando desde el primer dí­a del secuestro.

Además, se registraron tres o cuatro pruebas de vida, en las cuales Rebagliati le pedí­a a su hermano -por exigencia de los captores- que no llamaran a la Policí­a y les decí­a que estaba bien.

«Fue una negociación muy difí­­cil, porque los secuestradores eran muy profesionales y no aceptaban disminuir el monto del rescate», dijo a Télam un investigador.

Finalmente el pago del rescate se concretó la noche del martes último, cuando el hermano del empresario fue obligado a arrojar un bolso con el dinero desde un tren en movimiento en la zona de Caseros.

Rebagliati fue liberado cerca de las tres de la madrugada de ayer en proximidades de una remiserí­a, en el barrio San José, de Almirante Brown, en el sur del conurbano.

El empresario caminó hasta allí y pidió un teléfono para comunicarse con sus familiares, quienes lo fueron a buscar minutos más tarde junto a las autoridades policiales.

Los investigadores sospechan que la banda que concretó el secuestro es «muy profesional» y que sus integrantes «no son improvisados», y no descartan que esté compuesta, entre otros, por «algún miembro de la policí­a o de inteligencia».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez