El palito en la rueda

descalzo-un-tren-del-sarmiento-no-hay-heridos

El 30 de diciembre fue otra vez noticia un tren del Sarmiento y la estación de Once. Resulta que se “descalzó” de las vías, mientras transitaba entre las localidades de Haedo y Morón e iba de camino a la fatídicamente famosa Once. Esta vez se hablaba de un descarrilamiento de trenes nuevos en rieles nuevos, por eso ese inconveniente llamó la atención de las autoridades.

Desde esa fecha, se investigó con detalle lo sucedido y ayer, el Ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, denunció negligencia o, aun peor, sabotaje, mientras mostraba por televisión un video donde se observa con total claridad como operarios manipulan el cambio de vías apenas después de que la formación de tren descarrilara. Los trabajadores fueron separados de sus cargos y están bajo investigación.

“En el video se ve que después del descalce tocan pruebas y ponen el taco como debió haber estado, por lo que se podría pensar en sabotaje”, dijo Randazzo sin ningún eufemismo, señalando en la filmación lo que todos podemos ver si queremos mirar.

El tema es que acá no se trata simplemente de que pueden arruinar las nuevas formaciones del Sarmiento, así como los nuevos rieles instalados, ésos que pagamos todos los argentinos. Acá la cosa es que pueden estar poniendo en riesgo la vida de cientos de personas. Y, quizá, ya las hayan arriesgado en otras oportunidades. La gravedad de estas filmaciones y las denuncias del Ministerio de Interior y Transporte, son mayúsculas.

Aunque la noticia urgente de otra denuncia, la de Nisman contra la Presidenta de la Nación, desplazó esta otra (Ya tendremos tiempo de referirnos en esta columna a esta renovada embestida de la corporación judicial), la importancia de este hecho filmado, merece y necesita ser sostenido en los medios. Hay que saber qué están haciendo algunos gremialistas que deciden jugar, vaya a saberse por qué, con la vida de la gente.

El Pollo Sobrero, blondo delegado de la línea Sarmiento, se mostró indignado con esto y dijo “O Randazzo de rectifica o hago un quilombo bárbaro”, pero se fue por la tangente y no opinó sobre las alteraciones a las vías que se observan en el video. La respuesta de Randazzo ante este apriete del sindicalista fue ratificar la denuncia.

Sabemos que desde diversos sectores opositores al kirchnerismo se realiza una incansable guerra que apunta, desde diversos ángulos, a voltear al g0bierno, da miedo siquiera pensar que hay personas capaces de realizar estos atentados y poner en riesgo la vida de tanta gente, incluso llegar a lastimar de gravedad y hasta matar a muchos, por objetivos políticos y económicos. Pero el miedo choca con la memoria al recordar cuántas veces esto ya se hizo, cuántas veces se privó de libertad, se torturó y asesinó por poder, como el caso Papel Prensa. Aunque ya vimos cómo operarios alteran la escena del descarrilamiento, esperemos a ver cómo avanza la justicia en este sentido.

 

 

Fuente: Por María José Sánchez para 24baires