Menos escuelas, menos maestros

Los gremios docentes denuncian que la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, acaba de jubilar de oficio a más de tres mil trabajadores y trabajadoras de la educación. Esto fue publicado en el Boletín Oficial hace pocos días: las y los trabajadores que serán jubilados aun no fueron notificados formalmente, y las clases, como sabemos, comenzaron hace tiempo.

Esta medida, de una arbitrariedad propia de la Gobernadora, afecta a docentes que ya hayan cumplido los 60 años de edad y posean 30 de servicio y hará que pierdan un 40% del sueldo que percibían. Tampoco cobrarán el aguinaldo ni los aumentos que, algún día, se resuelvan en la negociación paritaria provincial, ni hacer uso de la obra social (IOMA) hasta que no finalicen los trámites que, recordemos, los obligan a atravesar. Son cargos jerárquicos en muchos de los casos, inspectores y directores que dejarán espacios que tardarán largo tiempo en ocuparse mediante el llamado y realización de concursos.
No es nuevo elegir enemigos en política, el kirchnerismo lo hizo durante más de una década. Pero la fuerza política que gobernó el país por más de 12 años colocó en frente a poderosos, como Clarín y los medios hegemónicos, o los sectores más acaudalados del campo. Vidal elije estigmatizar a los maestros y maestras que tienen la suprema tarea de formar e instruir a los pibes y pibas de nuestro país.
Cambiemos se muestra fuerte con los débiles, siempre. Mientras a los grandes de verdad, a los que ostentan el poder real, les condona deudas multimillonarias, como hizo con las mineras, el campo, Franco Macri y demás parientes. Les soba el lomo y los venera, como al FMI y Trump. Había que pararse en la ONU y cantarle cuatro frescas al presidente más influyente del mundo en la cara, pero ésas eran otras épocas. Pero ellos no, ellos elijen demonizar a las maestras y culparlas de todas las falencias del sistema educativo, mientras el Estado cierra escuelas. Vidal prefiere de enemigo a los maestros, y los agrede. Maltrata a todos los empleados estatales, poniendo en riesgo la cobertura del sistema de salud que, con regularidad religiosa, todos los meses les realiza el respectivo descuento en el sueldo.
Luego de esta nueva provocación, donde el gobierno jubila de oficio a miles de docentes, pero también después de las reuniones en el marco de las paritarias, donde no se realizaron ofertas serias, sino crueles burlas, los gremios que nuclean a los docentes anunciaron una nueva medida de fuerza.
Este martes, junto a judiciales, trabajadores de la salud y otros gremios estatales inauguraron una carpa blanca frente a la gobernación provincial y anunciaron un paro en conjunto para el jueves 5 de abril. Es menester señalar que muchos de estos gremios estatales aún esperan ser convocados por el gobierno para empezar a negociar salarios. Y eso, finalizando marzo, no es un dato a soslayar.
Menos escuelas, menos maestros. Y salarios de miseria. Y ajustes permanentes, tarifazos impagables. E Inflación. Y agravios, desprecio y violencia. Todo el tiempo. Y desocupación, a grandes escalas. Se viene un invierno largo y duro de la mano de quienes nos gobiernan, que, sabemos, podrán subir la calefacción cuanto quieran.

Fuente: María José Sánchez / 24baires.com

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez