Nepotismo en globo

Te dicen que Macri va a reducir un 25% la cantidad de cargos políticos de su Gobierno. Y te pintan una realidad tal, que dan ganas de pintar en una bandera revolucionaria el rostro sonriente de este flaco de ojos azules que nos hace el inmenso favor de gobernarnos. Pero no te dicen que, justamente, ese es el porcentaje de cargos que él mismo creó desde que asumió la Presidencia.

Aguantemos otro cachito el lienzo y los pinceles que dibujarán las facciones del líder: en dos años Mauricio Macri engrosó como nadie la estructura gubernamental que ahora dice que achicará con pulso firme “para tener un Estado más ágil, más eficiente y transparente”. Un Estado que, según se evidencia, él mismo hizo menos ágil, menos eficiente y, ahora lo sabemos, mucho menos transparente. Parece que el gesto de austeridad del que te “informan” no es tal, ¿no es cierto?

Después de la difusión del escandaloso audio del Ministro de Trabajo, Jorge Triaca, (donde maltrataba a una empleada que había tenido en negro hasta que le pidió un aumento, y ahí decidió nombrarla en el Estado, para socializarnos el pago de su salario), el gobierno debía hacer algo. No algo que modifique de verdad la situación de Triaca y el resto de los funcionarios, sino un cambio de esos que no cambian nada: sacar a los parientes, amigos, vecinos y demás allegados que habían entrado por la Gran Ventana del Estado por ser, justamente, parientes, amigos o vecinos de funcionarios. Nepotismo, de cabo a rabo.

Entonces hacen esto. Y María Eugenia Vidal se apresura a decir que la Provincia de Buenos Aires adherirá a esta iniciativa del Ejecutivo Nacional. Porque La Leona es tan habilidosa maquillando la realidad que nunca desaprovecharía esta oportunidad que le viene de arriba, literalmente. Al igual que el Jefe de Gobierno de CABA, Horacio Larreta. Ahí se va armando una preciosa fórmula de oportunismo neoliberal para el 2019.

Y estos hipócritas que se superan día a día nos quieren hacer creer que mientras ajustan brutalmente al pueblo también achican en casa. Y no sólo nos mienten con descaro, una vez más, sino que le escupen en la cara al que no llega a pagar la locura que es la boleta de gas, al que no puede estudiar, a la que no puede poner comida en la mesa de sus hijos, porque encontrar laburo se ha vuelto la más difícil y triste de las empresas, otra vez.

Porque, según un informe de Fundación Libertad y Progreso, Macri formó 5 nuevos ministerios. Aumentó de 70 a 87 las secretarías de Estado y de 169 a 2017 las subsecretarías. Él, que venía a proponer un plan de austeridad. Él, que nos pide que paguemos los tarifazos con alegría.

Entonces hay que rascar un poquito la superficie de las noticias que los medios masivos difunden, porque apenas se las raspa con la uña empiezan a oler mal. Porque Macri creó una ley para que sus familiares puedan blanquear millones y millones de dólares, y no dijeron nada. Porque Macri le condonó a su papá una deuda de $70 mil millones y se hicieron los distraídos. Porque desde que asumió Cambiemos la transferencia de recursos al sector privado (mineras, compañías eléctricas, aerolíneas, el campo) ha sido la más brutal de la historia, y miraron para otro lado.

Porque todavía no sabemos qué hicieron con Maldonado, quién mató por la espalda a Rafael Nahuel, ni qué pasó con el ARA San Juan. Pero sí sabemos que cada vez son más cortas las patas de esta descomunal mentira que nos gobierna.

Fuente: María José Sánchez / 24baires.com

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez