Confirman que hay nueve internados por una nube tóxica en Necochea

bomberos nechocheaAdemás de la víctima fatal, una joven de 19 años, varias personas siguen en observación y una en estado de gravedad. Esto fue a causa de los gases venenosos liberados luego que el agua de la lluvia, y después de los bomberos, entrara en contacto con las bolsas de Potosín que vende una empresa local, un producto nocivo para la salud que estaba al aire libre, sin recaudo ni advertencia alguna.

Esta mañana Necochea continúa conmovida por la nube tóxica que afectó a la zona de Quequén, ocasionando la muerte de una persona, una joven de 19 años, que perdió la vida en su domicilio. Todavía no hay precisiones, pero la información preliminar indica que Melisa Ortiz falleció por el pesado vapor envenenado que ingresó a su casa por las cloacas.

Sucede que ayer hubo una lluvia y ésta humedeció un número de bolsas de Potosín, producto hecho con un veneno llamado fosfito y altamente peligroso, que desencadenó el problema. El cuadro empeoró por la intervención de los bomberos y vecinos, que trataron de mitigar el siniestro: el resultado fue un mayor esparcimiento de los gases dañinos.

El Potosín (su nombre técnico es Phostoxin) es un fumigante sólido, generador de gas fosfina y presentado como pastillas, pastillones y comprimidos, compuesto por un 60 por ciento de Fosfuro de Aluminio, más una equilibrada mezcla de carbamata de amonio y parafina, que libera la Fosfina. Expuesto el producto a la influencia de la temperatura y humedad ambiental, libera gas protector de olor irritante y luego fosfina con alto grado de pureza.

Una empresa local distribuye este producto en la zona y es usado en los granos de cereales, como trigo, cebada, centeno, avena, maíz sorgo o arroz, pero también leguminosas, oleaginosas y semillas de distinto tipo.

Además del fallecimiento, también hubo nueve personas internadas, incluida una que está grave.

«Esto se suscitó porque había cajas con pastillas, que estaban en la parte de afuera, en la parte exterior de la empresa. Se mojó y esto produjo todo», explicó el periodista Luis Mariscal, de Diario Necochea.

«Hizo que el producto fuera a parar a las cloacas. Hicieron salir las tapas para arriba: a causa de esto, murió una chica, de 19 años», siguió Luis y precisó que «la chica se descompuso en su casa, luego la trasladaron al hospital, donde falleció». También consideró que «hay varias responsabilidades» en este entuerto y argumentó, por caso, que «esta gente de la empresa tendría que tener carteles, alertando sobre la peligrosidad» porque «al no haber carteles de advertencia, el bombero apaga con agua».

Insistió: «En el lugar tendría que haber alguna advertencia, instrucciones. Eso es lo que vemos que no han hecho. Estaba (el producto venenoso) al alcance de todo el mundo. La inconciencia de dejarlo afuera, sabiendo lo peligroso que es».

Luis Mariscal, en tanto, reveló que varios vecinos hicieron la denuncia pero las autoridades tardaron en llegar y reaccionar, cosa que sólo ocurrió cuando un fiscal tomó cartas en el asunto. Y mientras tanto, personal de la empresa comercializadora del Potosín «estaba sacando las cajas, no había nadie que cuidara» y por eso intervinieron los propios vecinos, para impedir que eso sucediera.

«La obligación de la Justicia, la Policía y la Municipalidad es preservar el lugar», analizó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: BuenosAires2.0

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez