Sigue sin destrabarse el conflicto entre municipales marplatenses y el Ejecutivo

La segunda reunión realizada ayer en La Plata entre el Ejecutivo y el Sindicato de Trabajadores Municipales no arrojó resultados positivos. Los trabajadores rechazarían hoy la oferta en asamblea pero las autoridades municipales analizan variantes.

Una nueva oferta del Ejecutivo local fue realizada a los trabajadores municipales de General Pueyrredon que desde hace tres semanas realizan retención de tareas. Consiste en un aumento del 12% retroactivo a octubre de 2018 y un 2% a diciembre del mismo año, aunque no satisface las expectativas del sindicato, según admitieron sus dirigentes.

La propuesta seguramente será rechazada hoy por una asamblea aunque, desde el Ejecutivo, desde la mañana, comenzarán a analizar una serie de variables con el fin de intentar darle un corte a la conflictiva situación que en plena temporada estival está ocasionando una serie de trastornos que van desde la falta de controles en el tránsito, generándose el lógico caos, la venta de alcohol en horarios no permitidos y la proliferación, por la falta de inspectores, de todo tipo de actividad comercial ilegal en las calles.

“Se ha llegado a un punto límite. Entre la incapacidad de las autoridades municipales para resolver el conflicto desde hace un mes y la intransigencia de un gremio que no acepta otro número que el que ellos proponen, estamos en un callejón sin salida”, reconoció ante LA CAPITAL un operador que intentó mediar entre las partes, antes de que se concretara el encuentro de ayer.

De hecho, a partir de ahora ya no habrá intervención del Ministerio de Trabajo en su sede platense.
Todas las negociaciones se empantanaron ayer cuando los representantes del sindicato insistieron en tratar en esa mesa la cuestión de las bonificaciones a los docentes municipales eliminadas por el Ejecutivo a partir de una presentación judicial ante la Suprema Corte. Desde el Ministerio de Trabajo se sugirió conformar una mesa técnica para la discusión excluyente de esta delicada situación -el Concejo había restituido las bonificaciones pero el intendente Arroyo dispuso judicializar ese conflicto-, pero el sindicato se opuso.

“Hoy el problema entre las partes no es solo salarial sino que se ha agravado por la judicialización del conflicto de los docentes”, revelaron fuentes bonaerenses. De hecho, en la mañana de ayer el intendente deslizó la posibilidad de también judicializar este conflicto salarial, aunque por la tarde otros funcionarios del gabinete le bajaron los decibeles a esta amenaza ofreciendo otras alternativas.

Fuente: lacapitalmdp

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez