Apartan al tribunal de un juicio de lesa humanidad a pedido de las defensas de los represores

Así lo decidió la Cámara Nacional de Casación Penal, en el marco de la Megacausa III en Santiago del Estero. Se hizo lugar a un recurso de las defensas, que cuestionaron la «parcialidad” del tribunal por la militancia previa de sus miembros.

La Sala IV de la Cámara Nacional de Casación Penal ordenó apartar a los miembros del Tribunal Oral Federal (TOF) de Santiago del Estero, María Alicia Noli, José María Pérez Villalobo y Juan Ramos Padilla del juicio de lesa humanidad que se sigue en esta provincia. Avaló el recurso de los defensores de los represores, quienes cuestionaron la “parcialidad” de los jueces por su militancia previa.

Los abogados de los imputados presentaron un pedido de recusación por «la absoluta parcialidad del tribunal por su pasado de militancia en el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP)” por parte de Noli y Villalobo, y en el caso de Padilla por haber sido querellante en otras causas de derechos humanos.

«Todo queda nulo, vuelve a foja cero, se tendrá que nombrar nuevo tribunal, fijar nuevas fechas», dijo al diario La Nación Miguel Ángel Torres, representante del ex militar acusado Jorge D’Amico. Así, la suspensión del tribunal implica una suspensión temporaria y demora del juicio, tal como denunciaron los organismos de derechos humanos de esa provincia –y otras- durante los últimos meses.

En tanto, dos de los acusados murieron en las últimas semanas, sin llegar a ser juzgados. La causa tiene más de 40 acusados, entre los que se encuentra el ex jefe de inteligencia Musa Azar.

Por las demoras previas que ya registraba el juicio, ya antes de la suspensión del tribunal, la Secretaría de Derechos Humanos de Santiago del Estero ya había emitido un comunicado por la “preocupación que tenemos como provincia de esta instancia tan confusa por la cual atraviesa el juicio de la Megacausa III y hemos pedido que agilicen las gestiones correspondientes para que el tribunal de casación, en el marco de los plazos que tiene, resuelva esta situación”.

En ese texto, la Secretaría destacó la importancia del juicio en cuestión: “Nos parece esencial este juicio debido a que tiene dos particularidades: por primera vez se van a enjuiciar a supuestos genocidas del orden civil y del poder judicial por complicidad con el sistema represor de la dictadura; y la segunda particularidad es el contexto en el que se desarrolla, en la que ciertas expresiones del Presidente dan una señal de vaciamiento de políticas de memoria, verdad y justicia”.

Fuente: politicargentina