Susana Trimarco: «Pudimos desnudar el delito de la trata de personas»

La madre de Marita Verón, víctima de una red de trata de personas, aseguró a un día de conocerse la sentencia por el secuestro, que no lucha sólo por su hija sino por muchas chicas que pudieron ser rescatadas a lo largo de estos diez años.
Susana Trimarco, madre de Marita Verón, víctima de una red de trata de personas, aseguró hoy, a un día de conocerse la sentencia por ese secuestro, que no lucha sólo por su hija sino «por muchas hijas» que pudieron ser rescatadas a lo largo de estos diez años.

Trimarco escuchará mañana en Tucumán el veredicto en el juicio por la desaparición de su hija, quien permanece desaparecida desde el 3 de abril de 2002, cuando tenía 23 años.

El proceso, que lleva diez meses, no permitió determinar qué sucedió con la joven tucumana y ahora la expectativa se centra en saber si el tribunal considerará culpables o inocentes a los 13 imputados en la causa.

Trimarco expresó su satisfacción por haber puesto «un granito de arena para todos los argentinos» y destacó que terminará el año con el «corazón lleno de fuerza, no feliz, porque feliz estaré el día que encuentre a mi hija, pero sí muy contenta por haber hecho algo por otros compatriotas».

De hecho, la mujer -que se convirtió en una referente de la lucha contra la trata de personas en todo el mundo- ayer recibió de la mano de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el premio Azucena Villaflor por su trayectoria en la defensa de los derechos humanos.

«Sentí una emoción muy grande y orgullo de que la presidenta entregara esta distinción. En ese abrazo tan fuerte que nos dimos sentí de verdad el afecto y el cariño de ella», dijo Trimarco, quien recibió el premio en el marco de los multitudinarios festejos por los 29 años de democracia ininterrumpida.

Trimarco destacó la ayuda «de bajo perfil» que le brindara tanto el ex presidente Néstor Kirchner como hoy Cristina.

«Sin esa ayuda no podría estar haciendo todo lo que hago», enfatizó y aseguró estar «muy ansiosa» por la sentencia.

«La Justicia no tenía la menor intención de hacer este proceso y, hoy, pudimos desnudar el delito de la trata de personas y sentar a estos delincuentes que se dedican a destruir familias», señaló la mujer que desde la desaparición de su hija dirige la Fundación María de los Angeles.

Diez meses después de comenzado el proceso, el tribunal que integran los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano dictará la sentencia del caso que se transformó en un ícono de la lucha contra la trata de personas.

Los fiscales y los abogados querellantes solicitaron castigos de hasta 25 años para los imputados, mientras que los defensores pidieron la absolución de sus clientes.

Según la hipótesis aportada por el fiscal Carlos Sale, Marita Verón fue secuestrada en la esquina de Santiago del Estero y Thames, en la capital tucumana, la mañana del 3 de abril de 2002, cuando se dirigía a la Maternidad para realizarse unos estudios.

El autor material del secuestro habría sido Víctor Angel Rivero, por orden de su hermana María Jesús Rivero, sindicada autora intelectual.

El destino de Marita, una vez secuestrada, según el fiscal, fueron los prostíbulos de La Rioja, “Candy”, “Candilejas” y “Desafío”, pertenecientes a Irma Lidia Medina y sus hijos, Gonzalo y José “Chenga” Gómez.

Sale pidió las penas más duras, 25 años de prisión, para estos cinco imputados, además de Daniela Milhein, quien habría tenido a Marita en su casa antes de ser enviada a La Rioja, y su ex pareja, Alejandro González.

Los otros imputados, Humberto Derobertis, Paola Gaitán, Mariana Bustos, Carlos Luna, Azucena Márquez y Domingo Andrada fueron considerados por el fiscal como partícipes secundarios, por lo que pidió una condena a 12 años de cárcel.

La lectura del fallo de la Sala II de la Cámara en lo Penal de Tucumán se realizará mañana, por la tarde, ya que por la mañana, las acusadas Márquez y Medina, además de los hijos de esta última, tendrán la posibilidad de hablar antes del fallo de los jueces.

El derecho a hacer uso de la palabra ya fue ejercido por los otros 9 imputados y todos se declararon inocentes de los delitos de sustracción, retención y ocultamiento agravado por su condición de mujer, en concurso con el delito de promoción de la prostitución, en perjuicio de Marita.

El tribunal también deberá resolver el pedido del querellante José D’Antona de que sean investigados Rubén “La Chancha” Ale, ex esposo de Rivero; el ex gobernador de Tucumán, Julio Miranda, y otros ex funcionarios, señalados como la pata política y policial del negocio de la trata en la conexión Tucumán-La Rioja.

El juicio, que comenzó el 8 de febrero pasado, se basó casi exclusivamente en testimonios y todas las declaraciones fueron atacadas por los defensores, afirmando, entre otras cuestiones, que los testigos aprovecharon la causa para tomar venganza por alguna cuestión personal contra los imputados.

Los abogados también aseguran que las mujeres que dicen haber visto a la joven tucumana siendo obligada a prostituirse, son complacientes con Trimarco, por algún favor económico.

Funcionarios de la Nación, legisladores nacionales, representantes de universidades, gremios y ONGs de distintos lugares del país, estarán en la sala del Tribunal para escuchar el veredicto.

Fuente: Télam

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez