Entregan a la Justicia 122 legajos de trabajadores desaparecidos

actasJorge Auat, de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, recibirá 11600 fojas de empleados que fueron víctimas del terrorismo de Estado. La Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad estará a cargo de la entrega.

Ciento veintidós legajos: once mil seiscientas fojas de trabajadores estatales desaparecidos llegarán a manos del titular de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, Jorge Auat. Los entregará la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad, que viene trabajando el tema desde hace años, será la encargada de entregar los documentos. El acto será a las 13 en la sede de la Procuraduría, Avenida de Mayo 760.
La recuperación de los legajos de trabajadores desaparecidos no es solamente un acto simbólico. La justicia deberá analizar la información que contienen, y de la que pueden surgir pistas sobre las complicidades de los directorios en el plan sistemático de desaparición de personas articulado por la dictadura cívico militar. En muchos de los casos, los trabajadores terminaban cesanteados o despedidos con la excusa de haberse ausentado de su puesto de trabajo, cuando estaban secuestrados.
“Queremos que donde el Estado terrorista justificó la ausencia de los compañeros con la baja, la cesantía, el abandono del puesto de trabajo y la renuncia forzada, se agregue la certificación Conadep de detenidos desaparecidos, como reparación histórica”, dijo Julián Scabiollo, titular la Comisión en declaraciones periodísticas.
Uno de los casos más resonantes fue el de Haroldo Conti, escritor militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). En su legajo docente de los Liceos 7 y 11, figuraba que había hecho “abandono de cargo”. Ese estatus le fue asignado en 1979, Conti había sido secuestrado el 5 de mayo de 1976. Hoy en su legajo, reaprado hace pocos días, figura: “desaparición forzada”, como motivo de su ausencia.
La importancia de estos documentos laborales también radica en que, a través de ellos, muchos hijos de desaparecidos lograron descubrir datos sobre sus padres y madres para rearmar el rompecabezas del pasado. Hace poco menos de un mes, el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, entregó seis legajos a familiares de detenidos desaparecidos que trabajaban en el organismo durante la última dictadura militar. En marzo, el ministro Axel Kicillof hizo lo propio con los trabajadores del Ministerio de Economía, entre los que estaba Carlos, el hijo de Nora Cortiñas, fundadora de Madres de Plaza de Mayo. Empresas como Aerolíneas Argentinas también han entregado legajos de sus trabajadores desaparecidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: InfoJus

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez