«Se pueden quemar informes de inteligencia, pero a la larga se terminan reconstruyendo»

La directora de Derechos Humanos del Ministerio de Defensa, Stella Segado, consideró que «es muy difícil borrar la burocracia del terrorismo de Estado», al brindar detalles de los 7.000 legajos hallados sobre el penal militar de Magdalena.

«Se pueden quemar informes de inteligencia, pero a la larga se terminan reconstruyendo», señaló la funcionaria en una entrevista publicada hoy en el diario Tiempo Argentino.

Segado lo fundamentó al explicar que «cada vez que se hacía un informe de inteligencia, se enviaban copias a toda la comunidad informativa, como la Dirección de Inteligencia de la Policía Bonaerense o la Prefectura, por ejemplo».

Para Segado, «si seguimos trabajando en esos archivos vamos a terminar reconstruyendo el informe inicial, porque hay muchos documentos que son imposibles de borrar».

El jueves pasado, el ministro de Defensa Agustín Rossi difundió el hallazgo de unos 7.000 legajos de personas que estuvieron detenidas en el penal militar de Magdalena entre la década del `50 y mediados de los `90.

«Los legajos aparecen en Campo de Mayo porque el año pasado después de la fuga de varios represores del Hospital Militar Central, todos los presos que estaban en la cárcel de encausados de Campo de Mayo se fueron trasladando a Marcos Paz», detalló.

La directora de Derechos Humanos añadió que «cuando se entrega definitivamente la cárcel se encuentran los legajos dentro de una habitación».

«Estaban bastante ordenados en una piecita cerrada como si fuera un garage, como si hubieran construido un lugar para guardar eso», reseñó.

Reveló que el hallazgo fue informado al ministro de Defensa Agustín Rossi por el jefe del Ejército, César Milani.

Al efectuar un análisis de la documentación hallada, indicó que «al menos unos 300 legajos corresponden a civiles, y lo más interesante es que algunos comienzan con presos de 1950».

«Hay muchos presos que eran militares peronistas que fueron detenidos después de la (Revolución) Libertadora», subrayó.

Acerca del contenido de los legajos, Segado sostuvo que «en general, todos tienen fotos y datos personales del preso y la familia; las credenciales que les daban a los que iban a visitar al preso».

«El legajo de Julio César Urien tiene mucha documentación, más de lo que tienen otros, y el de Jorge Alberto Taiana tiene cosas muy emotivas, como (el dato de) su maestro que lo visitaba en la cárcel», mencionó.

Entre la documentación fueron encontrados datos sobre el ex director del diario La Opinión, Jacobo Timerman, padre del actual canciller Héctor Timerman, y del dirigente peronista Jorge Alberto Taiana, padre del legislador porteño Jorge Taiana.

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez