Abuelas: candidatas otra vez a recibir el Nobel de la Paz

El premio Nobel de la Paz 2012 se otorgará mañana y, entre otros candidatos a obtener el galardón, se encuentran, por quinto año consecutivo, las Abuelas de Plaza de Mayo, los propiciadores de una reconciliación entre cristianos y musulmanes y disidentes rusos.

“Hay cientos de postulados que tienen mucho mérito”, declaró recientemente Estela de Carlotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo.
Sin embargo, agregó, «siempre uno está esperanzado. Para las Abuelas el premio sería relevante. Y también el dinero, que siempre viene bien”.
No obstante, la organización humanitaria no hará nada especial para conseguirlo. “Nuestra campaña es para encontrar a los nietos, ésa es nuestra mayor alegría”, subrayó Carlotto, cuya organización ha recuperado a 107 nietos.
Respecto de los demás candidatos, Jan Egeland, director en Europa de Human Rights Watch y ex subsecretario general de las Naciones Unidas, afirmó que estaba «bastante seguro de que el comité desearía honrar los grandes eventos en Medio Oriente».
Pero como “la primavera árabe está pasando a ser `otoño`, se torna muy difícil. Un enfoque podría ser mirar a quienes trabajan por el diálogo entre las religiones», agregó en declaraciones publicadas por la agencia Europa Press.
Otra posibilidad es que se reconozca la lucha por los derechos humanos en Rusia, donde el gobierno fue duramente criticado por las medidas que restringieron la libertad de expresión antes y durante las elecciones presidenciales y el encarcelamiento de opositores al líder Vladimir Putin, como la banda punk “Purry Riot” (Desmadre vaginal).
Entre los posibles ganadores rusos se encuentran Svetlana Gannushkina, quien encabeza el grupo Memorial de defensa de los derechos civiles, y Alexei Venediktov, director de la radio Eco de Moscú.
A estos candidatos le siguen una larga lista, entre los que destacan el ex presidente estadounidense Bill Clinton, el ex canciller alemán Helmut Kohl y el soldado estadounidense Bradley Meanning, encarcelado bajo la acusación de suministrar documentos secretos al sitio WikiLeaks.
Aunque los 231 candidatos a recibir el galardón de la Paz, de los cuales 43 son organizaciones, componen un amplio abanico ideológico, cada vez se extienden más las críticas al Comité Nobel por sus inclinaciones políticas a la hora de elegir a un candidato.
Muchas de esas críticas se centran en los premios otorgados al presidente estadounidense Barack Obama (2009) y al ex vicepresidente del mismo país Al Gore (2007).
“Me parece que (el otorgamiento del Nobel de la Paz) se basa en la conveniencia política”, explicó el director del Centro de Estudios Políticos, Alexei Mukhin.
“Quieren ser modernos, responder a los desafíos del tiempo, pero el premio Nobel de la Paz es un hecho muy resonante que queda en la memoria. Y (algunos de) los que han recibido el premio se opacan. Esto es muy lamentable”, añadió.
Olga Kryshtanovskaya, doctora en Sociología y profesora de la Universidad de Glasgow (Escocia), sostuvo que los diversos premios del Comité Nobel se está politizando cada vez más.
“Lo entregan a los que luchan contra los regímenes autoritarios. Esto pasó con Nelson Mandela y Aleksandr Solzhenitsyn”, declaró.
“Por lo que sé, la estación radial Eco de Moscú fue nominada al premio Nobel de Paz. O sea, claramente allí hay un factor político. Es evidente que las personas que toman la decisión de quien se merece el premio parten del hecho de que la democracia es un bien y que todas las personas que contribuyen a la caída de otros sistemas son dignas de este premio”, subrayó.

Fuente: Télam

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez