Alertan que el rellenado de la ribera del Río de la Plata causa mayores inundaciones

Los vecinos integrantes de la asamblea “No a la entrega de la costa de Avellaneda y Quilmes” alertaron por el efecto que el rellenado de la zona donde se busca establecer el proyecto Nueva Costa del Plata, con residuos domiciliarios, escombros y ramas, tiene sobre la inundación de distintas partes de Bernal, Don Bosco y Quilmes.

El pasado domingo, los asambleístas emprendieron nuevamente una de las tantas caminatas (matutinas y nocturnas) por la Reserva Ecológica de Quilmes-Avellaneda que organizan para mostrar su descontento con el proyecto Nueva Costa del Plata, que planea una urbanización (parecida a la de Puerto Madero) en la ribera del Río de la Plata y que, según dicen, amenaza con la destrucción de la selva marginal y los humedales de la zona. En esta oportunidad, los caminantes contaron con la presencia de distintos profesionales relacionados al cuidado del medio ambiente, entre ellos, guardaparques y guías intérpretes de distintas reservas ecológicas y, también, estudiantes y profesores del Instituto Perito Moreno y de la carrera de Gestión Ambiental de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

A lo largo del recorrido, los visitantes de la reserva observaron la tarea de rellenado que la Municipalidad de Avellaneda está llevando a cabo en la zona con residuos domiciliarios, escombros y ramas, según contaron los miembros de la asamblea.

Con el agravante de la incesante lluvia del lunes pasado varias zonas de Bernal, Don Bosco y Quilmes se inundaron. Ante esta situación, los miembros de la asamblea “No a la entrega de la costa de Avellaneda y Quilmes” explicaron que, sumado a la caída de una gran cantidad de agua en pocas horas, el problema fue que “el agua no tenía salida porque donde se deposita el agua, en zonas bajas (cuencas de arroyos y bañados) están siendo rellenados con tierra, cascotes y basura”. Asimismo, hicieron especial hincapié en que este tipo de inconvenientes se pueden prevenir “no rellenando los humedales y dejando espacios verde libres, como el de la costa para que naturalmente el agua de lluvia y de la crecida de los arroyos y del Río de La Plata tenga lugar donde estancarse sin generar problemas”.

Fuente: Facundo de la Fuente / NOVA

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez