Pinamar: prohíben el consumo de alcohol en la playa

El decreto del intendente de Pinamar, Martín Yeza, alcanza también al uso de parlantes en espacios públicos como la playa o plazas de la ciudad turística.

El intendente de Pinamar, Martín Yeza, firmó este miércoles un decreto «de efectivo y automático cumplimiento» para prohibir el uso de parlantes y el consumo de alcohol en espacios públicos, como la playa o las plazas.

«La Secretaria de Seguridad de Pinamar, en forma coordinada con las fuerzas de seguridad provincial y nacional, realizarán operativos que fiscalicen el consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos y la propagación de sonidos que propicien y/o estimulen la concentración de personas y no permitan mantener el distanciamiento social y preventivo», se lee en el comunicado oficial.

Desde la Municipalidad de Pinamar indicaron que la prohibición de consumir bebidas alcohólicas en espacios públicos surge de la ley nacional 24.788.

«Lo que estamos haciendo es recordar que esta vigente dicha Ley y que actuaremos en forma conjunta con las fuerzas de seguridad para evitar que los jóvenes no circulen con conservadoras o heladeras transportando bebidas alcohólicas», expresó este miércoles el secretario de seguridad, Lucas Ventoso.

Además el funcionario expresó que «se controlará» el uso de los parlantes «ya que no podrán superar ciertos decibeles que están establecidos en la ordenanza municipal 3318/06, que propicien o estimulen la concentración de personas y den lugar al incumplimiento del distanciamiento social preventivo y obligatorio».

«Lo que buscamos es evitar la concentración de los jóvenes. Si la gente escucha música a un tono normal no se lo prohibiremos. Acá no se estamos privando ningún derecho constitucional», sostuvo Ventoso.

Pero la medida es una respuesta a la concentración de personas en la playa de Pinamar, y llega un día después de que un centenar de jóvenes se peleara en un balneario. Una chica de 18 años sufrió lesiones en su cabeza tras recibir un botellazo en esa contienda, y su agresor fue aprehendido.

De acuerdo al informe policial, el hecho ocurrió en el balneario Boutique de Pinamar, donde más de 1.000 jóvenes se habían concentrado a escuchar música en la orilla del mar.

La pelea habría comenzado cuando una joven fue golpeada en la cabeza con una botella de plástico. Sus amigos vieron quién había arrojado la botella al aire y comenzó una pelea, donde -según las imágenes difundidas en redes sociales y televisión- participaron una decena de personas.

La Policía tuvo que intervenir y los efectivos lograron identificar al joven que arrojó la botella y lo detuvieron tras perseguirlo por tres cuadras, ya que intentó fugarse.

El joven fue identificado como David Ferro, de 21 años, quien deberá declarar en las próximas horas por el delito de «resistencia a la autoridad y lesiones», según informo hoy un vocero de la investigación.

Fuente: Minuto Uno

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez