Desafectaron a los policías que reprimieron «sin orden» a trabajadores en Quilmes

La medida se dispuso a través de la Auditoría General de Asuntos Internos que depende del ministro Sergio Berni.

El gobierno bonaerense desafectó a los policías que reprimieron a trabajadores del frigorífico Penta, del partido de Quilmes, quienes estaban concentrados frente a la empresa para intentar ingresar a la planta y defender sus puestos de trabajo.

Según informaron, la medida se dispuso a través de la Auditoría General de Asuntos Internos que depende del ministro de Seguridad, conducido por Sergio Berni.

El titular de la cartera de Seguridad bonaerense fue hasta el lugar de los hechos y remarcó que la policía «no tenía orden de reprimir porque los trabajadores están reclamando su quincena y no se cumplió lo que ordenamos».

Luego de dialogar con los delegados del frigorífico, el ministro se dirigió al hospital para ver cómo estaban los empleados heridos y manifestó a la prensa que «vamos a encargarnos de tomar las actuaciones» sobre los responsables, que derivaron en la desafectación de los agentes.

Cabe señalar que tal como informó Diagonales, los trabajadores fueron reprimidos y algunos heridos con balas de goma por miembros de la fuerza policial bonaerense cuando reclamaban la reincorporación de 250 operarios despedidos, la reapertura de la fábrica y el pago de salarios.