Caso Lucía Pérez: comienza el juicio oral en la sala del Tribunal N° 1

Matías Farías llega al debate detenido por drogar y abusar sexualmente de la joven, provocándole la muerte, mientras que Juan Pablo Offidani lo acusan de haber sido partícipe necesario del hecho. Alejandro Maciel, en tanto, está imputado por encubrimiento

Caso Lucía Pérez: comienza el juicio oral en la sala del Tribunal N° 1
El juicio por el caso Lucía Pérez comienza este martes en la sala del Tribunal Oral N° 1 de Mar del Plata.

Los tres acusados por el hecho son Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel, aunque éste último con una imputación distinta a los otros dos, que están detenidos desde hace dos años. Maciel, en cambio, fue excarcelado y llega al debate en libertad.

Los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas, deberán dilucidar qué ocurrió el 8 de octubre de 2016, cuando se produjo la muerte de la adolescente de 16 años.

El caso provocó reacciones de todo tipo, y muchas versiones sobre un mismo hecho. En un principio las declaraciones de la fiscal del caso, María Isabel Sánchez, en rueda de prensa causaron revuelo y horror en la sociedad, por el salvajismo y la brutalidad con los que, según su apreciación, había sido violada y asesinada la joven.

En Mar del Plata se desarrollaba en ese entonces el Coloquio de Idea y los medios grandes del país estaban apostados en la ciudad. La conferencia de prensa de la fiscal, en un contexto de creciente lucha feminista, posó los ojos de toda la prensa argentina en el caso, que llegó a tomar repercusión internacional y hasta motivó un paro internacional de mujeres para reclamar justicia.

Por el hecho ya estaban detenidos Farías y Offidani, el hijo adoptivo de un reconocido escribano de la ciudad cuyo estudio fue atacado en aquel entonces por los manifestantes que marcharon para protestar tras lo que había ocurrido. Además, era intensamente buscado Maciel, quien sería atrapado días después en Santa Clara del Mar.

Para la defensa de los tres, la declaración de la fiscal Sánchez había sido cuanto menos apresurada. Hasta ese momento, lo que se tenía por probado era que Lucía Pérez había estado con Farías y Offidani momentos antes de morir y que ellos la habían trasladado a la sala de primeros auxilios de Playa Serena, luego de que se descompensara en la casa del primero de los hombres. También se sabía que era menor de edad y que en su cuerpo se habían encontrado indicios de consumo de estupefacientes y lesiones en el recto.

Para la fiscal, Farías y Offidani habían obligado a la joven a drogarse, o al menos permitido -siendo mayores de edad- su ingesta de marihuana y cocaína. En ese marco, casi daba por confirmado que además habían abusado sexualmente de ella hasta que se desvaneció.

La investigadora basaba su postura en las primeras pericias realizadas por los médicos forenses. Sin embargo, con el paso de las semanas la situación de la causa fue modificándose. Primero, se descartó la participación de Offidani en el abuso sexual al no encontrarse su ADN en el cuerpo de la adolescente. Y luego, directamente se puso en duda que se hubiera tratado de una violación.

Ocurrió entonces que intervino un cuerpo de peritos de La Plata y sostuvo que las lesiones que presentaba el cadáver no necesariamente indicaban que había sido víctima de abuso sexual. Es decir, hubo un contrapunto estrictamente profesional entre los médicos.

Para explicarlo mejor: amparada en la primera información, la fiscal sostenía que Lucía Pérez había sido abusada sexualmente vía anal con un objeto romo -lo que podría ser, por ejemplo, un palo- y el dolor causado, sumado al consumo de drogas, le había provocado una descompensación que derivó en su muerte. Los médicos platenses, en tanto, explicaron que esas lesiones podían no provenir directamente de un abuso sexual. Es decir, no descartaron que la joven hubiera tenido relaciones sexuales consentidas e igualmente sufrido heridas.

Además, el relevamiento de testimonios e información, entre la que se incluyeron decenas de conversaciones y mensajes de texto del teléfono celular del víctima, permitieron una reconstrucción del caso que los imputados, representados por la defensora oficial María Laura Solari, utilizaron también para dar sus propias versiones del hecho.

Fuente: ahoramardelplata

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez