Se desploma el consumo de medicamentos, se disparan los precios y cierran farmacias

A pesar de que desde el Gobierno sostienen que «lo peor ya pasó», los datos muestran que la crisis no sólo continúa sino que se profundiza: tanto en mayo como respecto de un año atrás, los datos muestran que los argentinos están dejando de consumir los medicamentos que necesitan. Precios arriba de la inflación general y despidos en farmacias.

Parece una falta de respeto o, si no, una burla, pero mientras el gobierno de Mauricio Macri asegura que «lo peor ya pasó» y que el país ya se encuentra frente a la salida de la crisis, los datos muestran que los argentinos están dejando de consumir los medicamentos que necesitan, que los precios continúan disparándose incluso por encima de la inflación general y que las farmacias cierran y despiden empleados.

Es que mientras que la inflación acumulada en lo que va del año -según el INDEC- supera un elevado 15%, con una fuerte escalada en alimentos y bebidas, los medicamentos ya aumentaron 33% durante el mismo período.

No obstante, lo más impactante no es esa cifra en sí misma sino la grave consecuencia que genera: el consumo de medicamentos por parte de los argentinos se derrumbó un 12% en mayo y en la comparación interanual la compra de esos insumos vitales disminuyó un 7,6%, según informó un trabajo de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).

Por otra parte, BAE reveló a través de fuentes empresariales y del SIndicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos que sólo en los primeros cinco meses de 2019 cerraron 37 farmacias en la Argentina y, como consecuencia, se perdieron más de 700 puestos de trabajo.

Si se traduce la caída interanual del consumo de medicamentos por parte de los argentinos en la relación entre lo que los médicos les indican que necesitan y aquello que finalmente usan para tratar sus enfermedades, surge la desesperante situación de que la población no utiliza ocho de cada cien recetas por no poder pagar los valores. La baja sustancial no es solamente en las farmacias, sino también en las compras mayoristas de los hospitales públicos y clínicas.

Según explicó el secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Peretta, el descenso de las compras de 12% en mayo abarca además de las farmacias, a las instituciones hospitalarias. «Contabilizando todas las compras a nivel nacional, existen 3 millones de recetas caídas (que no llegaron a usarse) y US$600 millones menos de facturación, todo en 2018», señaló.

La venta libre de productos incluye a los supermercados, donde también se notó la baja. «Está muy claro que sigue la fiesta. Los aumentos de medicamentos en los últimos tres años llegan al 340%, contra un 158% de inflación. Están desbocados», sentenció Peretta.

Las remarcaciones en este sector se vuelven más elocuentes cuando la comparación es entre diciembre de 2015 y enero de 2019. Los analgésicos subieron un 733%; ansiolíticos, 705%; antiácidos, 686%; antihipertensivos, 658%; vitamínicos, 642%; y antibióticos, 406%.

En cuanto al empleo, en el 2019 cayó 9% el trabajo farmacéutico registrado en la provincia de Buenos Aires, por causa de un decreto del gobierno provincial que precariza las condiciones, tal como informó Peretta.

Fuente: politicargentina

Copyright © 2012 24 Baires. Todos los derechos reservados.
           Acceso   |   Webmail
Director: Carlos Vazquez