Riquelme ya se puso la camiseta de Argentinos

riquelme argentinos“Si hoy tengo para comer, es gracias a Argentinos”, dijo Riquelme durante su presentación en el club de La Paternal. Estuvo junto a Caruzzo, Ledesma y el Bichi Borghi, entre otros. “No esperaba tanto cariño”, aseguró Román, quien hoy se sumará a los entrenamientos.

El clima que se vivió ayer en el microestadio del polideportivo Islas Malvinas, de Argentinos, estaba lejos de ser el de una conferencia de prensa. Dos pasacalles daban la bienvenida a los tres jugadores que fueron presentados: Matías Caruzzo, Cristian Ledesma y Juan Román Riquelme.

Los primeros dos ya se estaban entrenando en el club y el último era el culpable de ese clima, mucho más cálido que el de cualquier conferencia. De hecho, si algún distraído no sabía de qué se trataba el asunto, hubiera pensado que allí se jugaba un partido decisivo o que alguna banda internacional estaba por dar un recital.

Los hinchas, todos vestidos de rojo y de blanco, caminando por el costado de la vía, los puestos de chori con el fuego prendido desde hacía rato, las ofertas de banderas y de gorritos y las calles aledañas valladas por la policía pintaban el inconfundible panorama de domingo futbolero.

Al ingresar al microestadio se escuchaban los bombos, los platillos y los cantos de la orquesta más desorganizada y espectacular: la hinchada de fútbol. No cabía un alma en el Islas Malvinas, donde un escenario parecía esperar a una banda de rock, y que fue decorado con las gigantografías de leyendas como Diego Maradona, Fernando Redondo, Sergio Batista, José Pekerman y Claudio Borghi; entre muchos otros que ilustran la rica historia del Bicho.

Como suele ocurrir en los conciertos, las estrellas se hicieron esperar y el público mantenía el clima a puro canto. Cuando los protagonistas pisaron el escenario, el estadio estalló.

Es conocida aquella historia del debut de Juan Román en Boca: el pibe se llevó la primera ovación en su primer partido. En el caso de Argentinos, siquiera hizo falta que salte a la cancha. “¡Riqueeeeeelme, Riqueeeeeeelme!”, retumbó por las paredes cuando Román se sentó para su presentación.

Habló Luis Segura, presidente del Bicho. Habló el Bichi Borghi, también ovacionado, igual que el Lobo Ledesma, Matías Caruzzo, el Ruso Domenech, Diego Placente, Mariano Herrón y Quique Vidallé. Pero todos ellos eran planetas que giraban alrededor del sol: Juan Román Riquelme. “No esperaba tanto cariño. Es un día muy lindo para mí y para mi familia. Me fui del club hace 18 años y hoy, tengo la suerte de estar otra vez acá.”

Román destacó la importancia de jugar con Caruzzo, ex compañero en Boca, y con el Lobo Ledesma, “que nos criamos juntos en el fútbol”. También recordó al utilero del club, “que es como un hermano”, y a “Carlitos Balcaza, que fue el que me dio la oportunidad de empezar a jugar. Si hoy tengo para comer es gracias a este club, que de chiquito me enseñó. Sin Argentinos, estaría trabajando de cualquier otra cosa”, destacó.

En el microestadio estaba casi proscripta la palabra “Boca”. El único que pudo pronunciarla sin ser abucheado ni silbado –ni apretado, como le ocurrió a un inoportuno periodista que dijo ‘gol de Boca’– fue quien viene de usar la camiseta del club de La Ribera. “Boca es muy importante en mi vida y creo que yo para Boca también. Pero pensé muchísimo y creo que Argentinos necesita que lo ayudemos y creo que tomé la mejor decisión”, explicó.

Al ser consultado por su relación con Carlos Bianchi, dejó en claro que sólo está enfocado en Argentinos. “De Bianchi, no voy a opinar. A partir de hoy, el mejor entrenador de la Argentina está al lado mío”, sentenció en referencia a Claudio Borghi. Del Bichi, también dijo: “Tenemos un gran entrenador. Tuve la suerte de tenerlo en Boca. Seguramente, la vamos a pasar muy bien y, si jugamos de la mejor manera, vamos a disfrutar muchísimo. Estamos muy ilusionados. Creemos que en pocos meses vamos a estar en Primera.”

“Ojalá que podamos ascender”, fue una frase que resultó llamativa en la boca de Riquelme, quien no está acostumbrado al ascenso, pero que lo conoce bien. “Va a ser un torneo muy difícil. A River le costó mucho; a Independiente, también. Tenemos un cariño muy grande por el club y eso nos va a jugar a favor.”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Infonews