A pesar de la conciliación obligatoria, el paro de colectivos se mantiene en varias ciudades del interior

Seccionales de la UTA decidieron continuar con el paro previsto para este martes, por lo que podría haber complicaciones en varios puntos de la provincia.

Frente al anuncio de un paro de 48 horas para los días martes y miércoles de esta semana por parte de la Unión Tranviario Automotor (UTA), el ministerio de Trabajo a nivel nacional dictó la conciliación obligatoria, a pesar de lo cual la ausencia de colectivos se hace notar en varias ciudades de la provincia.

El paro no afecta a las líneas del Área Metropolitana, precisamente porque se trata de un reclamo de los choferes del interior para equiparar los salarios y otras cargas que perciben los trabajadores del AMBA y que en algunas provincias representa diferencias de mas de 20 puntos.

Para evitar el caos que podría generarse con la medida, las autoridades dictaron este lunes la conciliación obligatoria y la conducción nacional de la UTA anunció que acataría esa decisión, sin embargo diferentes seccionales anunciaron que van a continuar con el paro y otros afirmaron que no fueron notificados de ningún cambio.

Por eso el panorama es dispar en diferentes zonas de la provincia de Buenos Aires. En Bahía Blanca por ejemplo se anuncio el levantamiento del paro, pero desde la madrugada los usuarios advierten una baja sensible en las frecuencias, en tanto que en Mar del Plata, en las primeras horas de este martes la ausencia de colectivos era casi total.

En la capital provincial se confirmó que las líneas funcionarían con regularidad, pero fuentes de la UTA indicaron que algunos recorridos podrían verse levemente afectados por la falta de frecuencias y advirtieron que el dictado de la conciliación obligatoria llegó “sobre la hora” y eso tiene impacto sobre todo en las primeras horas de la medida de fuerza.

En ese sentido desde el gobierno nacional remarcaron que el no acatamiento de la conciliación expone a la representación gremial a sanciones y remarcaron que las negociaciones pueden continuar sin una medida de fuerza, que algunos calificaron de “extorsiva”.

En el área metropolitana en tanto, vale recordar que hace apenas una semana hubo un conflicto por retrasos en los pagos, que puso a los choferes al borde de una suspensión de actividades, que fue evitada a último momento gracias a un acuerdo con las empresas que se comprometieron a liquidar las sumas adeudadas y regularizas la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.